Buscar
  • Armónico

Ambigüedad una oportunidad para innovar

Cristian Gómez Valderrama

Comunicador social y periodista



Por lo general cuando las personas nos vemos enfrentadas a una situación o circunstancia que no comprendemos, solemos sentirnos desorientadas y hasta frustradas. Lo desconocido puede generar miedo en algunos y por eso frecuentemente se trata de evitar al máximo la ambigüedad, siguiendo en consecuencia el status quo, pero esto puede alejarlos de la innovación; la observación y la experimentación son habilidades que deben estar integradas en el ADN del innovador, para crear iniciativas únicas es fundamental buscar y descubrir formas nuevas de hacer las cosas y probarlas para que cada vez el resultado sea mejor.


Pero para empezar es importante definir el concepto de la ambigüedad, según James March, sociólogo, economista y profesor universitario: la ambigüedad hace referencia a la falta de claridad o de consistencia en la realidad, causalidad o intencionalidad. Las situaciones ambiguas son aquéllas que no pueden clasificarse dentro de categorías, eso significa que pueden entenderse o interpretarse de diversas maneras. Las identidades ambiguas son aquéllas imprecisas o contradictorias. Los resultados ambiguos son consecuencias confusas y las historias ambiguas no proporcionan interpretaciones únicas y comprensibles.


Las personas creativas necesitan dejarse llevar por la corriente frente a lo desconocido, la libertad suena conmovedora pero en la práctica seguir el camino de la ambigüedad puede provocar estrés en el equipo de trabajo. Hay momentos en los que no sabrán a dónde, qué hacer o qué camino tomar; por ese motivo en Armónico le compartiremos algunos consejos para saber cómo lidiar y enfrentar la ambigüedad.


Explore el territorio desconocido


Cuando el innovador está pasando por un momento ambiguo necesita investigar, descubrir y explorar nuevas formas de hacer las cosas, ver qué está sucediendo, entender el contexto y vincular las oportunidades, todo con un gran propósito aprender y transformarse.

Está bien no saberlo todo

No hay que ​​tener miedo a decir: "todavía no lo sé", por lo general se evita al máximo para no dar una imagen de estar mal equipado y desinformado. Pero esta situación es una opción para aprender, buscar referentes y comprender nuevos conceptos, no hay que abusar de la improvisación, en muchas ocasiones es mejor tomar una pausa para entender y de esa forma poner en marcha un plan.

Permítase ser vulnerable, esto le ayudará a ganar confianza. Ser dueño del proceso le hace ser más creíble, tranquilo y sereno frente a la incertidumbre. Nadie tiene todas las respuestas, ni siquiera los expertos.



Sea empático

La ambigüedad puede generar incertidumbre, miedo, desconfianza y diferentes sensaciones negativas, por ese motivo es de gran ayuda apoyar, ser compañerista y orientar a la persona que está pasando por esta situación. Recuerde que así como cuando usted está pasando por un momento de dificultad necesita de los demás, ellos también pueden necesitar de usted, tenga presente que generar alianzas es importante para superar los desafíos.

Para enfrentar la ambigüedad hay que tomar una pausa, reconocer qué está pensando, cómo se está sintiendo y ser consciente para crear un plan. Para apoyar a los demás, póngase en los zapatos de los otros, identifique cómo se está sintiendo su equipo de trabajo y qué está pensando.




Busque nuevas posibilidades

Si está pasando por una situación retadora, puede cambiar su forma de actuar, cuando se cambia un debería por un podría abre las puertas a múltiples opciones para seguir adelante. Al pensar que usted podría hacer x o y cosas es un impulso para generar nuevas ideas e intercambiar conceptos sobre qué hacer. Esto también lo puede llevar de un lugar de opresión al optimismo.

Cuando no hay claridad hay que descubrir nuevas posibilidades, hay que disfrutar el proceso, vivir el día a día, dejar a un lado la presión y pensar que usted es capaz de crear nuevas opciones; estresarse no es bueno, ya que lo bloquea y no lo deja pensar creativamente, recuerde sacarle provecho a cada situación.

Viva un día a la vez

Pensar en el futuro, no le permite estar concentrado en el presente y actuar efectivamente. cree un plan para superar los momentos ambiguos, que sea cercano y viva el día a día, es de gran importancia ser constante, para no perder el rumbo.

Recuerde cuidarse a usted mismo

En las situaciones desconocidas por lo general las personas piensan en hacer y hacer constantemente pero olvidan que para ser productivos hay que estar bien, por eso no hay que perder de vista cómo se cuida a usted mismo, cómo está descansando y cómo se está alimentando. Tenga presente que los creativos tienen que dejar descansar las ideas, estar en una constante marcha creando posibilidades puede agotarlo y bloquearlo, por eso hay que dar una pausa para analizar y continuar.

No hay una única solución

No existe una posibilidad que sea correcta o incorrecta, sino que se tiene muchos matices y opciones para buscar una solución. No hay solo una solución sino que hay muchas formas de enfrentar un problema, se necesita experimentar, testear oportunidades, no todo es blanco y negro.

Nadie está exento de vivir una situación ambigua, puede ocurrir en un entorno laboral o personal pero lo importante es estar tranquilo cuando no entiende la circunstancia, tómese un tiempo para pensar, analizar la situación y buscar oportunidades para enfrentar ese desafío. No deje que el estrés y la angustia se apoderen de usted, disfrute el proceso hasta encontrar la mejor opción, sea creativo, explore y textee eso le permitirá innovar.



Fuentes de información:

  1. http://sgpwe.izt.uam.mx/files/users/uami/sppc/complementarias/March_1994.pdf

  2. https://www.ideo.com/blog/3-ways-to-get-comfortable-with-ambiguity



T: (+57) 3188655605 - ale@armonico.co